El cupping o terapia mediante ventosas es un antiguo método terapéutico que emplea la Medicina Tradicional China desde hace más de 3000 años. Consiste en aplicar vasos ventosa a modo de ventosas sobre los puntos de acupuntura.
La succión de la ventosa desbloquea los puntos energéticamente obstruidos, reanuda el flujo de energía vital o Qi por todo el cuerpo y ayuda al organismo a eliminar toxinas y recupera la salud.        
Esta terapia se ha utilizado con éxito para el tratamientos de  diferentes dolencias, entre ellas alergias, algunos casos de asma, atrofias musculares, ciática, lumbago, dolencias musculares y articulares, problemas circulatorios y respiratorios,  estrés, ansiedad trastornos emocionales, dismenorrea y otras patologías digestivas e intestinales, etc.