272012Sep

El uso de la acupuntura mejora un tipo de parálisis facial

Publicado en ” Canadian Medical Association Journal “

Los pacientes con parálisis de Bell, una parálisis facial que suele ser temporal, que recibieron acupuntura que logra el acceso a la circulación interna del Qi, un tipo de estimulación intensa, mejora la recuperación muscular facial, la incapacidad reducida y obtiene una mejor calidad de vida, según un ensayo controlado aleatorio publicado en ‘Canadian Medical Association Journal’.
La parálisis de Bell se suele resolver en cuestión de semanas o meses, aunque a veces puede ser permanente. La acupuntura se utiliza para tratar una variedad de condiciones y está ganando aceptación en todo el mundo. El de Qi es una combinación de sensaciones estimuladas por la manipulación de agujas de acupuntura (dolor, hormigueo, sensación de frío, calor y otros radiantes en los puntos de inserción) pero no ha sido validada por ensayos controlados aleatorios.
“Hay una antigua creencia en la teoría tradicional y la práctica clínica de la acupuntura de que la intensidad del estímulo debe alcanzar un umbral para lograr de Qi, que desempeña un papel fundamental en el logro de los mejores efectos terapéuticos”, escribe el doctor Wang Wei, del Departamento de Neurología del Laboratorio de Enfermedades Neurológicas del Ministerio de Educación de China, en Wuhan, Hubei (China).
En un ensayo controlado aleatorio con 338 pacientes, los investigadores chinos intentaron entender la eficacia de la acupuntura con estimulación débil o fuerte estimulación (de Qi). En el ensayo, realizado en 11 hospitales de tercer nivel en China, participaron 15 acupuntores experimentados que aplicaron la acupuntura para el grupo de Qi (167 personas), que recibió estimulación intensa, y el grupo control (171 personas), al que se trato con agujas pero no estimulación.
Las expresiones faciales de los pacientes, un marcador de la función del nervio facial, se calificaron en una escala de seis puntos y grabaron en vídeo para asegurar resultados consistentes a través de centros hospitalarios. Seis meses después de la aleatorización, la función nerviosa facial, la discapacidad y la calidad de vida fue mejor en los pacientes del grupo de Qi que en el grupo control.
“Hemos encontrado pruebas de que la acupuntura con de Qi mejora la recuperación muscular facial, la discapacidad y la calidad de vida de los pacientes con parálisis de Bell. La fuerte intensidad de Qi se asoció con mejores efectos terapéuticos”, afirmó Wei.
“De Qi y sus técnicas relacionadas deben ser debidamente apreciadas en la práctica de la acupuntura y la investigación y deben ser consideradas para su inclusión en las guías clínicas de la acupuntura”, concluyen los autores en el artículo.